Compartir

El contrato firmado inicialmente por el empleado no se modificará.

El Congreso de la República acaba de aprobar en un último debate el proyecto de ley de trabajo en casa. Como bien se sabe, a causa de la pandemia muchas personas tuvieron que cambiar sus hábitos laborales, de pasar a trabajar de manera presencial en las empresas a estar llevando sus funciones desde el hogar. Para todos los colombianos fue un giro de 180 grados.

“El trabajo en casa no es una modalidad laboral sino una habilitación que no cambia las modalidades del contacto original, es temporal por tres meses, prorrogables por otros tres meses o has que las circunstancias se mantengan” expresó el senador Richard Aguilar, portavoz del proyecto en el Senado.

Los puntos clave de esta iniciativa son: el equipo de trabajo, el trabajador podrá disponer de sus propios equipos y herramientas para el desarrollo de sus labores, siempre y cuando llegue a un acuerdo con el empleador, de no ser así, este deberá suministrar todos los aparatos electrónicos a su empleado.

En segundo lugar, se encuentra la desconexión laboral, en este se brinda la garantía y derecho que tiene todo trabajador de disfrutar un tiempo de descanso, permisos, vacaciones, feriados y licencias. El empleador no podrá demandar tareas por fuera de la jornada laboral.

Las prestaciones y el salario, juegan un papel fundamental en los puntos clave de este proyecto de ley. El trabajo en casa no modifica el contrato de trabajo firmado inicialmente por el empleado. Se respetarán los horarios laborales, horas extras, trabajo nocturno, dominicales y festivos, derecho de asociación y negociación judicial y entre otros aspectos que estén dentro del marco del contrato.

Compartir