Compartir

Iniciativa en la ciudad de Cúcuta.

Es una campaña que quiere lograr la minimización de los habitantes de calle en Cúcuta. Se planteó por parte de líderes de diferentes barrios y residentes de la comuna dos, quienes buscan un único objetivo y es que los cucuteños dejen de dar dinero a las personas que viven en los puentes, andenes, vías principales entre otros, de la ciudad.

La campaña no busca ocasionar discriminación para aquellas personas que por diferentes circunstancias de la vida terminaron escogiendo las calles como su hogar. Se quiere generar un cambio en la seguridad de los cucuteños y a su vez minimizar la venta de alucinógenos. Carlos Gamboa, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Quinta Oriental, manifestó que, en muchos de los casos, el dinero que reciben es destinado para compra de licor o de estupefacientes.

La iniciativa quiere reducir que los cucuteños por su inocencia de ayudar, se conviertan en cómplices para aquellos distribuidores de droga y por su parte generar más seguridad en los diferentes barrios. “Si uno sigue dándoles limosna nunca vamos a acabar con esa problemática, que sabemos no es culpa de ellos, pero cuando se den cuenta que ya nadie les aporta nada, entonces les tocará ir a buscar ayuda en albergues o fundaciones”, dijo Gamboa. 

Por ahora se está en la espera de las mesas de trabajo que lleven a cabo los diferentes líderes de barrios, la Secretaria de Seguridad Ciudadana y la Policía Metropolitana de Cúcuta, para poder minimizar esta problemática que afecta a la ciudad.

Compartir