Compartir

Así relató Caroline, madre de Josh, un pequeño de 5 años que salvó a su madre después de haber sufrido un coma diabético que la dejó en el suelo inconsciente.

En una casa de Inglaterra, se encontraban madre e hijo jugando, cuando de repente Caroline, quien trata de tener alimentos a la mano por si se bajan sus niveles de azúcar, empezó a sentirse mal y no alcanzó a ir por sus cosas a la cocina quedando desmayada al lado del menor.

El niño, asustado y desconcertado por la actitud de su madre, fue en busca de uno de sus juguetes favoritos: una ambulancia, que tenia el número 112 a un costado, agarró el teléfono, marco y dio aviso a las autoridades, ellos inmediatamente siguieron hablando con el pequeño mientras llegaban al lugar.

Caroline solo recuerda haberse desmayado y despertado rodeada de paramédicos y juguetes, mientras le contaron que su hijo le había salvado la vida dando la dirección de su casa después de haber marcado al numero que se encontraba en su juguete “una ambulancia”. Así mismo, la madre afirma que es la primera vez que su hijo tiene contacto con un teléfono, “nunca antes lo había utilizado”.

Juliana Barrera Nieto | Redacción Diario Sucesos 

Compartir