Compartir

El dirigente político que presento esta iniciativa es Juan F. Reyes, quien afirma que sería la única forma de regular el mercado.

Para muchas personas, esto se ha convertido en los últimos años en un tema medicinal que sirve para aliviar dolores, ayudar a estimular el apetito y hasta para controlar el estrés.

Lo que se busca con esta sustancia convencional es en primera instancia legalizarla, para luego gravarla, regularla y comercializarla. Al respecto el congresista Reyes, autor del proyecto dijo: “Uno de los beneficios de la regularización del cannabis es la posibilidad de que se realicen más estudios que antes no se podían hacer producto del prohibicionismo“.

Al tema le surgen varias criticas, al respecto algunos afirman que la legalización se esta sustancia puede darle paso a otras más fuertes. Sin embargo Andres Lopez, exdirector del Fondo Nacional de Estupefacientes dijo que la experiencia de países como Holanda y Canadá demostró que la reglamentación de estas sustancias freno considerablemente el consumo de estas drogas alucinógenas.

Según el autor de este proyecto uno de los objetivos de esta reforma constitucional es que el Estado reciba recursos por este consumo, que al día de hoy por ser ilegal, no trae ninguna beneficio.

Los recursos que se recojan se destinaran a los territorios mas afectados por el narcotráfico, la población más vulnerable y programas dedicados a la mitigación y prevención del consumo de estas sustancias.

Compartir

Por Daniel Vega Maldonado

Administrador Público de profesión. Periodista con más de 10 años de experiencia en medios de televisión, radio, periódicos y revistas impresas, especialista en medios digitales.