1 de junio de 2021

¿Cohete chino representa una amenaza para la tierra?

Compartir

Se tiene previsto que para el próximo 8 de mayo el cohete chino Long March 5B, de más de 20 toneladas, regrese a la tierra. La trayectoria de la nave, que se encuentra fuera de control genera incertidumbre, en especial por el lugar en que puedan caer sus escombros.

Aunque no se descarta que pueda ser en una zona habitada, los expertos coinciden en que el riesgo de que alguien salga lastimado es “extremadamente improbable” y llaman a la calma. La mayor parte del cohete debería quedar calcinada cuando haga su última inmersión en la atmosfera.

“No creo que la gente deba tomar precauciones. El riesgo de que haya algún daño o de que golpee a alguien es bastante pequeño. No es despreciable, podría suceder, pero el riesgo de que te impacte es extremadamente pequeño” dijo Jonathan McDowell, experto del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard.

Aún existe la posibilidad de que los metales con altos puntos de fusión y otros materiales resistentes duren hasta la superficie. El pentágono estadounidense es una de las entidades estatales que le está haciendo seguimiento al cohete. El Departamento de Defensa de EE.UU. considera que el impacto puede producirse para el 8 de mayo y descarta la acción de derribarlo.

Compartir